HISTORIA

Iberitos nace en Santa Amalia (Badajoz), a partir de la idea de combinar por un lado la tradición chacinera de la zona, la costumbre del Sur de España consistente en desayunar pan con gran variedad de productos untables y por último, el incremento de sensibilidad del consumidor hacia los aspectos de seguridad alimentaria de bares y cafeterías. Fue de ese modo como se forjó la idea de negocio de IBERITOS, basada en ofrecer un producto variado, tradicional y de alta calidad, presentado en formato de monodosis.

Se cimentó la progresiva expansión elaborando sobre la base alimenticia que constituye la dieta mediterránea. Al igual que en ésta, la tradición, la innovación y la calidad son los sellos característicos de los productos Iberitos. La pureza del sabor se consigue a través de los alimentos frescos que conforman las recetas de todos los productos. Los cocineros además se mantienen fieles a las recetas tradicionales que hemos heredado de nuestros antepasados.

 

 

NUESTRA ESENCIA

La tradición, la innovación y la calidad son los sellos característicos de los productos Iberitos. Se trata de ofrecer la pureza del sabor que te dan los alimentos frescos que conforman las recetas de todos los productos Iberitos. La fidelidad de los cocineros hace que respeten artesanal de las recetas tradiciones que hemos heredado de nuestros abuelos.Innovación porque aun conservando las recetas tradicionales, hemos adaptado los procesos de fabricación a las nuevas exigencias del mercado y de la sociedad. Prueba de ello es la nueva fábrica inaugurada que cuenta en sus instalaciones con novedosas maquinarias que permiten producir al ritmo que los mercados exigen y desarrollar nuevas investigaciones de sabores y productos.Trabajar con productos frescos dificulta los procesos de fabricación, pero a cambio de ofrece unos valores que para todo el equipo Iberitos son incuestionables: sabor y calidad sin igual.La calidad no es negociable en Iberitos.